Las duchas de aire, también conocidas como air showers, ofrecen un medio rápido y eficaz para reducir la contaminación por polvo de la ropa de los trabajadores al entrar o salir de un área controlada. Los túneles de las duchas de aire son pasadizos protegidos que permiten a un gran número de personal transitar rápido en zonas controladas.

Las duchas de aire y los túneles de alimentación proveen altos volúmenes de aire recirculado libre de polvo, para liberar los contaminantes del personal, mientras ellos permanecen de pie o caminan a través de la cámara especialmente construida para ello.

El aire fluye a través de boquillas direccionales de presión a velocidades de hasta 10,000 pies por minuto. El aire limpio, de alta velocidad y libre de polvo, provee una acción de limpieza eficiente para eliminar las partículas de la ropa de trabajo y equipos de protección personal.

Los contaminantes son dirigidos hacia abajo por el aire a través de las rejillas y paredes huecas de la ducha de aire y después ese aire se filtra a través de filtros HEPA y se recircula.